Aceites esenciales: qué son, cómo se usan y cuales son sus beneficios

En este viaje maravilloso por las plantas y lo natural, conocimos los aceites esenciales y todo su poder, ahora no pueden faltar en nuestras vidas por sus múltiples beneficios a nivel físico, mental y emocional, pues los podemos usar en nuestra vida diaria de diferentes formas, pero antes de empezar a contarles toda la magia que hacen estos aceites les vamos a contar qué son y cómo funcionan.

¿Qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son esencia viva, el alma de algunas plantas, es el aroma puro que se extrae de cada planta por diferentes métodos y de diferentes partes de la planta como las flores, cortezas, tallos, hojas, raíces u otras partes de la planta. Se pueden extraer por destilación arrastre de vapor, por prensado en frío en el caso de las cáscaras de algunas frutas (p. ej. limón, naranja, bergamota), por extracción con solventes para algunas flores delicadas que simplemente se disolverían con el calor de la destilación y finalmente por extracción de resinas que consiste en tocar algunos arbustos y árboles.

Los aceites esenciales dan a las plantas sus aromas distintivos y son estos mismos los que protegen a las plantas y desempeñan un papel importantísimo en la polinización. Además de sus beneficios intrínsecos para las plantas y su deliciosa fragancia, los aceites esenciales se han utilizado durante mucho tiempo en la preparación de alimentos, tratamientos de belleza y prácticas del cuidado de la salud. Cada planta tiene unas propiedades específicas que nos ayudan para situaciones físicas o mentales particulares.

Los aceites esenciales se extraen de diferentes partes de las plantas como flores, cortezas, tallos, hojas, raíces, entre otros.

 

¿Cómo usar los aceites esenciales?

Existen varias formas de usar los aceites esenciales:

  • Tópicamente: los aceites esenciales atraviesan la piel de forma rápida y fácil por lo tanto son más efectivos*.
  • Ingestión: como los aceites esenciales son muy potentes, se debe tener cuidado al ingerirlos. La mayoría se puede tomar internamente, sin embargo, es necesario diluir con agua o un aceite portador y recordar que solo se requieren unas pocas gotas para un efecto completo. Recomendamos consultar con su médico primero.
  • Inhalación: el uso de un difusor o la inhalación de aceites esenciales es una excelente manera de beneficiarse de sus propiedades curativas, ya que los pulmones absorben los aceites y los hacen circular por todo el cuerpo.
  • Uso diario: es muy fácil usar aceites esenciales en los productos que usamos todos los días para la higiene personal y el uso doméstico. Hay muchas recetas caseras para pasta de dientes, champú, acondicionador, jabones y limpiadores para el hogar.

*Hay que tener precaución con ciertos aceites esenciales que son dermocáusticos, es decir, que no puede tener contacto directo con la piel porque se puede sufrir de quemaduras de primer grado o alergia, como por ejemplo la canela, el eucalipto, pimienta. Se pueden usar si uno los mezcla.

Los aceites esenciales son tan concentrados que basta con un par de gotas para disfrutar se sus beneficios.

 

Uno de las formas más populares para usar y disfrutar de los beneficios de los aceites esenciales es con la práctica de la Aromaterapia.

¿Qué es la aromaterapia?

La práctica de la aromaterapia data desde el año 4.500 A.C. en diferentes culturas alrededor del mundo y consiste en usar los aceites extraídos de las flores, cortezas, tallos, hojas, raíces u otras partes de la planta para aumentar (mejorar) el bienestar psicológico y físico. Para balancear y armonizar la salud del cuerpo, de la mente y del alma.

Los aceites esenciales consisten en pequeñas partículas aromáticas que se absorben fácilmente a través de la piel y entran a los pulmones al ser inhalados. Estas partículas terapéuticas entran al torrente sanguíneo y fluye a través de todo el cuerpo entregando (dando) todos sus poderes curativos. Al ser tan concentrados, una pequeña cantidad basta para sentir los resultados, estas partículas son tan volátiles y potentes, que viajan fácilmente a través del aire e interactúan directamente con los sensores olfativos.

Hay dos formas de hacer aromaterapia:

Aromaterapia directa: aplicar 1-2 gotas en las palmas y frotar suavemente luego colocar las manos sobre la cara (o la cara de tu pareja / niño) y pídeles que inhalen 2-3 veces. También puedes aplicar 1-2 gotas directamente sobre la cara, enfocándote en las sienes y la parte posterior del cráneo (nunca).

Aromaterapia por medio de difusores (humidificador): Mezcla una pequeña cantidad de agua con unas gotas de aceites esenciales. Estos generalmente funcionan por ultrasonido, es decir, que hacen vibrar el agua y el aceite para que se mezclen y puedan dispersarse en el ambiente. Al ser gotas muy pequeñas pueden inhalarse sin ningún problema, y el plus de estos es que además sirven para humidificar el aire, ideal cuando hay una gran sequedad en el ambiente.

El humidificador esparce pequeñas partículas de agua y aceites esenciales en el ambiente. Podemos mezclar diferentes aceites dependiendo de qué propiedades de las plantas queremos disfrutar.

 

La ciencia de inhalar: 

Cuando una persona inhala un aceite esencial, la esencia pasa de las células nerviosas olfativas al sistema olfativo que luego envía el aroma al cerebro al llamado Sistema límbico. El Sistema límbico es un sistema con una red de neuronas y conexiones en el cerebro que involucra varias áreas y que se relacionan con los instintos y los estados de ánimo, este controla las emociones básicas (miedo, placer, rabia) y los instintos básicos y los impulsos o instintos (hambre, sexo, dominio, cuidado de los hijos). Le llaman “el cerebro emocional”. Una vez este es procesado por el sistema límbico, inmediatamente, y dependiendo del aceite, uno puede empezar a sentirse más alerta o más relajado. Puede sentirse más emocionado y excitado. Puede sentir que se libera emociones negativas y/o que alivia una tensión muscular. Los mejoradores del estado de ánimo como la serotonina y las endorfinas se liberan.

¿Cuáles son los beneficios de los aceites esenciales?

Algunos de los problemas más comunes que puedes curar con los aceites esenciales son:

  • Herpes labial.
  • Infecciones.
  • Cortes y quemaduras menores.
  • Acné.
  • Infecciones por hongos.
  • Pie de atleta.
  • Eczema.
  • Psoriasis.
  • Verrugas.
  • Quemaduras de sol.
  • Resfriados y gripe.
  • Inflamación.

Otros beneficios incluyen:

  • Te ayudan a relajarte y a dormir bien.
  • Mejora su sistema inmunológico y mantiene lejos los resfriados y la gripe.
  • Reduce la inflamación.
  • Alivia los problemas respiratorios.
  • Alivio del dolor.
  • Actúa como repelente de insectos.
  • Aumenta tu memoria.
  • y muchos más.

Si eres nuevo/a en el tema de los aceites esenciales y sus propiedades curativas, acá mencionamos algunos usos comunes:

Aceite esencial de lavanda: se usa para curar quemaduras leves, irritación de la piel, cortes, picaduras, relajación y ayuda para dormir, retrasar el proceso de envejecimiento, aliviar el dolor, es analgésica, antiespasmódica, antidepresiva, calmante, antitóxica, y desodorante.

Aceite esencial de árbol de té: se usa para curar llagas, infecciones y cortes, acné, pie de atleta, psoriasis y eczema, verrugas y marcas en la piel. Restaura las energías perdidas, Refresca y revitaliza especial tras una conmoción.

Aceite esencial de menta: ayuda a aliviar el dolor en las articulaciones, mejora los problemas respiratorios, aumenta la energía y el rendimiento, alivia cefaleas, migrañas y jaquecas, mejora la memoria y la concentración.

Se pueden hacer productos con aceites esenciales para la limpieza del hogar, libres de químicos y sin dañar el planeta.
Basta con oler plantas (flores) directamente para tener una dosis de aromaterapia.

 

Como ven, los aceites esenciales tienen múltiples beneficios y son muy versátiles pues además de aliviarnos el cuerpo y la mente, también los podemos aplicar en la elaboración de productos cosméticos, de cuidado personal y de limpieza del hogar, libres de químicos, sin hacernos daño y sin dañar el planeta llevando todas sus propiedades curativas y antisépticas 100% naturales en nuestro día a día.

*Vivo Boreal no pretende diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Cualquiera que sufra de alguna enfermedad, dolencia o lesión, debería consultarlo con un médico.

¿Quieres llevar bienestar para ti y para tu familia?

¡Tenemos varios aceites esenciales para que disfrutes de sus beneficios!

COMPRAR ACEITES ESENCIALES  

 

También te puede interesar: ¿Cuál es la diferencia entre verde, sostenible, ecológico, ético, de comercio justo, limpio, orgánico, no tóxico y consciente?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *